Hígado Graso y la obesidad

¿Podría una sola comida alta en grasas saturadas dañar tu hígado? conoce esto y mucho más

Hígado Graso y la obesidad

Aceleradores Metabolicos

 

¿Podría una sola comida alta en grasas saturadas dañar tu hígado? La respuesta a esta pregunta la respondió un nuevo estudio pequeño, publicado en la revista The Journal of Clinical Investigation, revelando que las personas que consumen mayores niveles de grasas saturadas son más propensas a sentir los efectos de una gama de condiciones de salud, incluyendo enfermedad de hígado graso no alcohólico (o esteatohepatitis no alcohólica).

 

Aunque este vínculo es bien conocido en el ámbito médico, aún no está claro cómo y por qué se desarrolla exactamente.

 

Para la investigación, los científicos asignaron al azar a 14 adultos para que recibieran ya fuera una dosis oral de aceite de palma o un placebo.

 

Es momento de prevenir el hígado graso

 

Posteriormente, midieron su sensibilidad a la insulina y sus marcadores de metabolismo hepático antes, durante y después de la administración de los líquidos. Con lo anterior, los expertos hallaron que una sola ocasión de consumo de grasas saturadas, igual a la cantidad ingerida en una comida pesada, causaba la acumulación inmediata de grasa y cambios en el metabolismo hepático.

 

Los participantes que recibieron el aceite de palma también mostraron marcadores de resistencia a la insulina.

Los autores de un editorial acompañante del estudio, informaron que los resultados de este trabajo demuestran que el consumo de grasa saturadas tiene efectos inmediatos sobre la función metabólica:

 

“La ingesta de grasas saturadas aumenta rápidamente el almacenamiento de lípidos hepáticos, el metabolismo energético y la resistencia a la insulina. Esto va acompañado de una regulación en la expresión génica hepática y de una señalización que pueden contribuir al desarrollo de esteatohepatitis no alcohólica”.

Recuerda que lo mejor es llevar una dieta balanceada, que sea baja en grasas y rica en vitaminas, minerales y fibra. Evita desarrollar problemas metabólicos consumiendo grasas y azúcares de forma excesiva, más tratándose de grasas saturadas. Prefiere las grasas buenas (con moderación) como las que contiene el aguacate, el aceite de oliva o las nueces.

Consejos para prevenir el hígado graso

 

La esteatosis hepática no alcohólica, también conocida como hígado graso, constituye la enfermedad hepática más común en todo el mundo, afectando hasta al 30% de la población general. 

De acuerdo a un nuevo estudio, dirigido por investigadores de la Universidad Pierre y Marie Curie en París (Francia), el hígado graso puede contribuir al desarrollo de aterosclerosis y, por tanto, de mortalidad cardiovascular.

Según los autores, si se padece hígado graso debe darse un seguimiento estricto de la salud cardiovascular y de las posibles complicaciones metabólicas en los pacientes con esta enfermedad.

¿Conoces a alguien a quien le interese este artículo?

No esperes más, compartelo y sigue leyendo

 

Debes evitar el hígado graso

 

Para llevar a cabo el estudio, los investigadores analizaron a 5,671 pacientes con el fin de medir sus vasos sanguíneos. Los resultados mostraron que el hígado graso se asoció con un mayor grosor de las paredes de las arterias carotideas, hecho que alerta de la deposición de placas en los vasos y, por ende, de aterosclerosis.

 

“Los resultados también mostraron que los pacientes con esteatosis hepática no alcohólica, pero sin sobrepeso, diabetes tipo 2 o hipertensión arterial, tenían un mayor riesgo de complicaciones cardiovasculares y metabólicas”, señaló Raluca Pais, directora de la investigación.

 

Para Leon Adams, de la Universidad de Australia Occidental en Crawley, Australia, los médicos deben ser conscientes del aumento del riesgo cardiovascular en los pacientes con hígado graso, y evaluar la posible presencia de esta enfermedad.

 

Te recomendamos seguir los siguientes consejos:

 

  • No abuses de los medicamentos.
  • Ingiere fibra para tener sensación de saciedad y controlar el apetito. 
  • Evita el azúcar. Como endulzante puedes utilizar la estevia.
  • Incrementa en tu dieta la vitamina A, C, E y el selenio, favorecedores para evitar la degeneración celular.
  • Elimina de tu dieta el consumo de alcohol.

 

El ejercicio y sus beneficios para el hígado graso

 

Un nuevo estudio sugiere que sin importar la intensidad ni el tiempo, ejercitarse tiene grandes beneficios para las personas con obesidad o sobrepeso que sufren de hígado graso no alcohólico.

El hígado graso no alcohólico consiste en la acumulación de grasa en las células del hígado, pero con la variante de que de ninguna manera es causado por el consumo de alcohol.

El hígado graso no alcohólico se presenta generalmente en personas que viven con obesidad o sobrepeso, además de personas con diabetes y colesterol o triglicéridos altos.

 

No esperes a tener hígado graso

 

Esta condición médica no causa síntomas ni complicaciones que se puedan ver a primera vista, es por eso que es muy importante prevenir la enfermedad por medio de una sana alimentación y ejercicio de forma periódica.

 

Actualmente no existe un tratamiento en específico para atacar el hígado graso no alcohólico, aunque estudios anteriores sugieren que el ejercicio aérobico puede reducir la cantidad de grasa abdominal y grasa en el hígado.

Para el estudio se investigaron a 48 personas con sobrepeso u obesidad con vidas sedentarias y que en muy raras ocasiones hacían actividad física.

A los participantes se les dividió en cuatro grupos que hicieron diferentes tipos de ejercicios que variaban en tiempo e intensidad, durante ocho semanas.

 

¿Estas en riesgo de padecer hígado graso?

 

Los investigadores encontraron que en el grupo de control tuvo un incremento en la grasa del hígado del 14 por ciento, los participantes de los otros tres grupos tuvieron una pérdida de entre un 18 y 29 por ciento de grasa del hígado.

Johnson comentó que los resultados de su estudio muestran que el ejercicio en diversas dosis es eficaz para reducir la grasa del hígado y puede ser potencial para ayudar a las personas que sufren hígado graso no alcohólico.

Mantenerse en forma y libre de enfermedades es cuestión de voluntad, ánimo y entusiasmo

¡Atrévete a cambiar tu vida desde hoy!

Si te interesa perder peso y reducir medidas visita Nuestros Tratamientos

La alternativa saludable y 100% natural para perder de 4 a 8 libras por semanas supervisado por mí

Quieres bajar de peso

¿Te gustó esta publicación?

 Compartela con tus familiares y amigos,  No olvides seguir mis redes sociales y suscribirte a mi boletín para recibir más consejos.  

 

Acerca de este artículo
Hígado Graso y la obesidad
Nombre
Hígado Graso y la obesidad
¿Podría una sola comida alta en grasas saturadas dañar tu hígado? conoce esto y mucho más
Autor
Perder Peso Guatemala

Especialista en Metabolismo, Reducción de Peso y Medidas.
Originaria de Colombia, Residente en Guatemala
Tratamientos de Aceleración Metabólica para perder peso y reducir medidas